Nuestras características de calidad

- Sólo utilizamos miel 100% real.
- ¡Hidromiel de la Fragua NO contiene sucedáneos de miel!
- Nuestro Hidromiel NO contiene sulfitos o azufre. ¡Calidad natural sin estabilizadores químicos!
- NO usamos tintes. NO utilizamos sustancias aromáticas.
- Hidromiel es un producto natural y, para nosotros, tiene que seguir así. Por lo tanto, sólo utilizamos materias primas originales para su producción.

La miel, el agua y las frutas:
- La más importante materia prima para la producción es la miel. Dependiendo de la demanda de la miel y la pureza del vino de miel deseada tenemos diversas fuentes. Nuestro hidromiel tradicional actualmente proviene de la costa española del norte y las regiones del interior de Asturias, Extremadura y Cantabria. A modo de guía, se puede decir que se usan ¡400-450 g de miel por litro de agua! Para el comercio de miel orgánica usamos exclusivamente la mieles dentro del Reglamento (CE) nº 834/2007, que está certificado con las normas para la producción y comercio.
- El agua de la fermentación, el segundo componente principal. Esta se calienta a alrededor de 45 grados y la miel líquida se disuelve.
- Las frutas y especias provienen de proveedores del sur de Francia. Son transformadas en zumo de frutas de alta calidad que utilizamos para nuestras variedades de Cereza, Baya de Saúco y Especias.
- Nuestra Hidromiel se fermenta con levaduras seleccionadas. Pero el título exacto será nuestro secreto.

Pruebas de calidad:
La calidad del hidromiel se puede controlar constantemente en nuestro laboratorio, tanto la calidad de la miel como grado alcohólico, acidez y contenido de azúcar residual. Para los estudios microbiológicos completos que contratamos de forma regular se encarga el laboratorio del QSI (Quality Service International) para determinar cualquier problema sin excepción, hasta ahora sin queja. Del mismo modo, tenemos regularmente visitas sin previo aviso del Departamento de Sanidad "control de alimentos, vigilancia y protección de los consumidores".
certificado de calidad sanitario

Historia:
A lo largo del tiempo, lo que empezó siendo la primera bebida alcohólica de la historia, fue dejando paso a otras mucho más rentables y viables de conseguir. La fermentación que requiere el Hidromiel es de dos años aproximadamente y ese fue el desencadenante para que las personas se inclinaran por bebidas alcohólicas de elaboración más rápida y directa como el vino o la cerveza.
La gran mayoría de las personas desconocen este producto pero en la medicina Hipocrática ya se aplicaban remedios relacionados con el Hidromiel y xcumplía una función beneficiosa para la salud que buscaba purificar el cuerpo. En el tratado de "La farmacoterapia en Celso y Escribonio Largo" de Fulgernio Martinez Saura así se asevera y en varios escritos más hemos podido constatar que dicha bebida está considerada como un purificador.  Hipócrates sugería el Hidromiel para ablandar el pulmón, para respirar mejor y expectorar bien.
Las Antiguas civilizaciones (celtas, sajones, normandos, griegos, íberos, romanos, teutones,...) le otorgaron propiedades energéticas, digestivas y relajantes, y en algunas culturas era una bebida reservaba a los héroes, heroínas y escogidos. Para los griegos era el melikatron, para los romanos el aquamulsum -era la bebida preferida de Julio César- y así muchos pueblos tenían un momento mágico reservado para esta bebida, que era consumida en celebraciones religiosas y paganas, formando parte de sus tradiciones y de su mitología. Una de las tradiciones de "luna de miel" proviene de los teutones, consistía que durante un ciclo lunar los recién esposados tomaban hidromiel para aumentar la fertilidad, por considerarle propiedades afrodisiacas, entre otras. En la tradición vikinga era la bebida que ofrecían las valkirias a los guerreros que morían en combate cuando llegaban a su paraíso.
A pesar de lo que pueda parecer por ser una bebida dulce, al no poseer lípidos el organismo procesa el alcóhol de manera más rápida evitando resacas y dolores de cabeza.